Septiembre 2016

Claves:

  

  • Bruscas oscilaciones climáticas.
  • Temperaturas en ascenso.  Alto riesgo de heladas
  • Se incrementa duración del día e intensidad de luz  
  • Disponibilidad de nitrógeno limitante
  • Aumento progresivo de tasas de crecimiento de pasturas
  • Planificar manejo y utilización de pasturas.  Ajustar rotaciones con cultivos.      

 

Objetivos:

 

  • Preparar pasturas para potenciar producción primaveral.
  • Permitir recuperación de pasturas afectadas por inundaciones y bajas temperaturas.
  • Planificar siembras de primavera   
  • Mantener altas cargas para optimizar uso de pasturas durante la primavera.
  • Balancear dietas combinando pasto, suplementos energéticos y forrajes conservados.
  • No sobrepastorear.  Evitar consumo prematuro de rebrotes. 
  • Planificar decisiones de manejo con tiempo suficiente.       

 

Recomendaciones prácticas:

 

  • Seguimiento de la oferta, calidad y composición de las pasturas.  Recorridas semanales.
  • Evitar sobrepastoreo que alarga el invierno y retrasa el inicio del crecimiento primaveral.
  • Balancear requerimientos y oferta de forraje ajustando uso de suplementos. 
  • Mantener rotaciones de pastoreo mayores a 35 días con remanentes no inferiores a 5 cm.    
  • Retrasar uso de pasturas de primer año todavía en implantación. 
  • Monitorear aparición de pulgones, trips e insectos de suelo. 
  • Potenciar crecimiento de verdeos (raigrás) y pasturas base gramíneas (raigrás perenne, festuca, pasto ovillo, cebadillas) con fertilización nitrogenada.  Considerar agua disponible en el suelo, temperatura y niveles de fósforo. Aplicar sobre pasturas rebrotando activamente luego de corte o pastoreo.      
  • Comenzar pastoreos tempranos de agropiro y festuca cuando se aceleran las tasas de crecimiento.  Asegurar que una alta proporción de los lotes reciban un pastoreo severo en esta época.  Para controlar floración temprana, evitar formación de matas  y mantener la pastura con alta calidad durante la primavera. 
  • Planificar control de malezas por corte o con herbicidas.  Según mezcla forrajera y población de malezas definir producto, dosis y momento de aplicación.    
  • Considerar oportunidad de siembra de pasturas que no se implantaron en otoño.  Elegir lotes con baja presión de malezas, aplicar glifosato y/o laboreos; mantener excelente control de malezas; permitir acumulación de agua.   Preferentemente siembra directa.
  • Elegir lotes para siembra de grama Rhodes.  Planificar implantación y hacer análisis de suelo.

 

Verdeos:

 

  • Acelerar frecuencia de pastoreos en raigrás.  Por encima de 10 °C las tasas de crecimiento para este mes pueden alcanzar 50 kg MS/ha/día.  Prever pastoreos cada 30-40 días .     
  • Fertilizar con nitrógeno. Las respuestas esperables son de 25 – 40 kg MS/ha/kg N.    
  • Definir cierre de parcelas para silaje o rollos. 
  • Planificar e iniciar secado de verdeos intercalares con herbicidas.  Para permitir acumulación de agua en lotes que pasan a cultivos de verano.    

 

Alfalfa:

 

  • Adoptar medidas preventivas para el empaste.  Aumento de vigilancia en lotes riesgosos.
  • Ajustar pastoreo de cultivares sin reposo invernal.  Remover forraje afectado por enfermedades foliares y heladas.  Permitir llegada de luz a la corona para activar yemas. 
  • En mezclas con gramíneas mantener esquema de defoliaciones poco intensas.  Frecuencia de pastoreo en función del crecimiento de las gramíneas acompañantes.
  • Reiniciar pastoreo cuando los rebrotes de la corona alcanzan 3-5 cm.  Mantener criterio de entrada con plantas de 25 cm para reducir daño por heladas.