Abril 2017

Claves: 

 

  • Controlar manejo de la alimentación de las distintas categorías.
  • Período óptimo de siembra de pasturas y verdeos.
  • Temperaturas, intensidad de luz y fotoperíodo decrecientes.
  • Buena disponibilidad de nitrógeno. 
  • Adecuados niveles de agua disponible en el suelo.
  • Ajustar manejo de las siembras tras cosecha gruesa.
  • Decidir cortes y pastoreos de limpieza y descanso otoñal para todas las pasturas.
  • Mantener estrategias para recuperación de pasturas luego de la sequía estival.


Objetivos:

  • Implementar plan de siembras y renovación de pasturas. Consultar alternativas en Las Bases de Marzo.
  • Promover desarrollo radicular, macollaje de gramíneas, formación de tallos en leguminosas y acumulación de reservas.
  • Re fertilizar, controlar malezas y permitir descansos de pasturas. 
  • Controlar implantación de verdeos y pasturas. 


Recomendaciones prácticas:

  • Ajustar frecuencia e intensidad de los pastoreos según disponibilidad de forraje. Evitar acumulaciones excesivas de forraje. 
  • Definir y aplicar re fertilización de pasturas en producción. Dosis y fuentes de nutrientes según tipo de suelos, requerimientos y resultados de análisis de suelos. Considerar edad y composición botánica de la pastura. Usar mezclas con calcio, azufre y potasio. 
  • Aplicar herbicidas selectivos en pre-emergencia (flumetsulam; diflufenican) en lotes a sembrar con pasturas que incluyan leguminosas. 
  • Preparar estrategias de control temprano de malezas para lotes en los que no se hicieron aplicaciones de preemergencia por excesos de agua.
  • Aplicar descansos de 30-40 días luego de pastoreos o cortes intensos en pasturas consociadas. 
  • Evitar pastoreos con poco piso tras las lluvias, especialmente en pasturas de segundo año en recuperación. 
  • Cuando sea posible aplicar pastoreos intensos y re fertilizar con N, luego de 10 días de rebrote en pasturas base gramíneas perennes.
  • Monitorear y controlar aparición de plagas: se han reportado ataques severos de pulgones moteado y negro, trips e isocas u orugas. Consultar por umbrales críticos y alternativas de control. 
  • Combinar reservas forrajeras (rollos, silo, cultivos diferidos) y granos para atenuar menor producción de forraje y desbalances en la calidad nutritiva de verdeos, rebrotes de pasturas y alfalfas. 


Alfalfa:

  • Evaluar situación de cada lote según situación climática, tipo de suelo, manejo anterior y potencial de la pastura (edad, densidad, cultivar).
  • En pasturas consociadas con gramíneas perennes, efectuar un pastoreo intenso y permitir descanso de 40 días. Para recuperación de plantas y acumulación de reservas.
  • Ingresar a los lotes cuando la pastura alcanza 25-30 cm para reducir el desbalance entre proteína y carbohidratos (energía). 
  • Cortes de limpieza en alfalfas que se pasaron o enmalezaron durante el verano
  • Monitorear y controlar malezas e insectos plaga en pasturas en implantación. 
  • Evaluar rejuvenecimiento de alfalfares con intersiembra de gramíneas faltantes, raigrás, cebadilla o trébol rojo. Para extender vida útil de la pastura. 


Control de trips en pasturas en implantación 

Clave:

Detección temprana de la plaga y control oportuno:

  • Usar semilla peleteada BarPower con insecticidas.
  • Seleccionar variedades con tolerancia a pulgones.
  • Recorrer todos los lotes sembrados.
  • Revisar detenidamente la superficie foliar y los cotiledones
  • Inspeccionar todo el lote 
  • Semilla peleteada: protección 10 a 15 días post-emergencia
  • Umbral para control químico: 2 trips/plántula
  • Asegurar alta eficiencia de los tratamientos:  Consultar para productos, dosis y manejo de la pulverización. Calibrar la pulverizadora. Controlar calidad de la pulverización.
  • Controlar reaparición de la plaga. 
  • Monitoreo semanal de marzo a mayo.
  • Trips interrumpen su actividad recién en invierno.