Peleteo BarPower en leguminosas forrajeras



  1. El peleteado forma alrededor de cada semilla una zona con condiciones óptimas para la germinación y la emergencia de las plántulas. Estas ventajas se potencian cuando la siembra se realiza en condiciones adversas en el campo, particularmente cuando la disponibilidad de agua es limitante. Ya que el recubrimiento de las semillas es higroscópico: atrae el agua disponible en el entorno de la semilla y mejora su absorción.
  1. Asegura la disponibilidad inmediata de nutrientes alrededor de la semilla durante la emergencia radicular. Esto mejora el vigor inicial de las plántulas y resulta en una implantación más rápida y uniforme.
  2. Fertilizantes. Permite la mezcla de semilla con fertilizante por períodos cortos de tiempo.
  3. Protección temprana. La incorporación de funguicidas sistémicos otorga protección contra patógenos del suelo (Damping off, Pythium) que causan una alta mortalidad de plántulas durante el establecimiento. El resultado es que las semillas protegidas por peleteado logran mayores porcentajes de supervivencia comparada con semillas sin recubrimiento. Este efecto es notorio en siembra directa en rotación con cultivos o en renovación de pasturas con mínimo laboreo. En esas situaciones el riesgo de muerte de semillas y plántulas es alto debido a la alta carga de hongos nocivos en el suelo.

 

Eficiente fijación simbiótica de nitrógeno


El inoculante está contenido en una capa de materiales (adherentes, polímeros, azúcares) que garantizan el mantenimiento de altas densidades de rizobios activos sobre la semilla.

 

El preinoculado de las semillas Barenbrug asegura una elevada concentración de rizobios infectivos de las cepas seleccionadas y recomendadas por INTA. Esto determina la eficiencia de la fijación simbiótica de nitrógeno vital para la pastura.

 

Mayor producción de forraje


En alfalfa la persistencia y productividad de la pastura dependen de la población de plantas establecidas desde la siembra. El logro de altas poblaciones determina el potencial para obtener las mayores producciones de forraje en cada ambiente.

 

La nodulación promovida por el inoculante incorporado a la semilla peleteada asegura una eficiente fijación simbiótica del nitrógeno lo que asegura una alta productividad la pastura. Esto permite la transferencia de parte del nitrógeno fijado a las gramíneas acompañantes, reduciendo la necesidad de aplicar fertilizantes nitrogenados.

 

Manejo de semillas

 

El peleteado facilita la manipulación manual y mecánica de las semillas.

 

Elimina los problemas prácticos, las pérdidas de tiempo y los errores asociados a la inoculación, peleteado y aplicación de pesticidas a campo.

 

El peleteado actúa como vehículo fijador de otros productos como micronutrientes y pesticidas. Por su adherencia, las pérdidas de productos son nulas comparadas con tratamientos tradicionales en polvo. Las dosis aplicadas permanecen y cumplen efectivamente su función.